cronotipos de sueño

Qué determina el cronotipo e importancia en la sociedad

¡Muy buenas!
En la entrada de hoy vamos a seguir hablando del cronotipo. En concreto veremos qué determina el cronotipo y qué importancia tiene éste para nosotros.

Tras leer la entrada anterior en la que vimos qué es el cronotipo, qué tipos hay y cómo conocer cuál es tu cronotipo, pueden haberte surgido preguntas como: ¿El cronotipo es una elección o viene determinado por la genética? ¿Puedo elegir qué cronotipo ser? ¿Qué consecuencias puede tener que sea un cronotipo u otro?

Respondiendo a la primera pregunta, ser un búho (cronotipo nocturno) o una alondra (cronotipo de mañana) viene determinado en gran medida por nuestra genética. Si eres una persona nocturna, probablemente uno o ambos progenitores sean también nocturnos. Por ejemplo, si tu padre es nocturno y tu madre diurna, tienes posibilidades de ser nocturno tú también.

¿Por qué existen los cronotipos?

Para responder a esta pregunta vamos a remontarnos al pasado y observar la evolución humana.

Imagínate que te encuentras en la época en la que éramos nómadas y vivíamos en grupos. Los búhos nocturnos del grupo no se dormirían hasta la una o las dos de la madrugada, y no despertarían hasta las nueve o las diez de la mañana. Por otro lado, las alondras de la mañana se habrían retirado a dormir a las nueve de la noche y despertado a las cinco de la mañana. En consecuencia, el grupo en su conjunto solo es vulnerable colectivamente (es decir, cada persona dormida) solo durante cuatro en lugar de ocho horas, a pesar de que todos pueden dormir ocho horas. Esto les proporcionaba un 50 por ciento de aumento en el fitness de supervivencia. Es decir, gracias a esta desincronización en los tiempos de sueño aumentaba la supervivencia del grupo.
De este modo, teniendo en cuenta la evolución del ser humano, se pueden entender los beneficios de dicha variación programada genéticamente en las preferencias de tiempo de sueño / vigilia.

¿Qué consecuencias tiene hoy en día?

Ahora bien, actualmente no somos nómadas y no necesitamos protegernos de depredadores durante las horas de sueño. Así que…vamos a ver qué importancia tienen los cronotipos en la época actual.

La sociedad está ajustada al cronotipo alondra, por lo que los búhos deben ir en contra de su genética para adaptarse a ella. ¿Por qué? Por dos razones principales:

  • Se suele ver a las personas nocturnas como perezosas por despertarse tarde pero simplemente no han podido dormirse temprano. La sociedad cree que ser un búho es una elección y si fueran personas comprometidas se irían a dormir pronto para despertarse también temprano. Sin embargo, no es una elección, sino que viene impreso en su ADN.
  • Por otro lado, el horario de trabajo impuesto por la sociedad perjudica a los búhos porque, normalmente, se empieza muy temprano a trabajar por lo que no pueden desarrollar su máximo potencial. Además, como se ven obligados a despertarse temprano y no pueden dormirse hasta tarde, estas personas ven acortado su sueño por ambos extremos.

Por tanto, los búhos suelen presentar problemas de sueño lo que lleva a una mayor probabilidad de padecer depresión, ansiedad, diabetes, cáncer, problemas de corazón y accidente cerebrovascular.

Espero que te haya gustado, nos vemos en próximas entradas, ¡A aprender!

Os dejo aquí abajo una infografía sobre esta entrada, espero que os sirva como resumen.

cronotipos y genetica

Referencia

Walter, Matthew. Why we sleep: Unlocking the power of sleep and dreams (2017).

Deja un comentario