catabolismo proteinas

Degradación proteica

¡Muy buenas a todos y a todas!

Esta semana hablamos de la degradación proteica desde un punto de vista metabólico. Explicaré de forma resumida cuál es el proceso y qué rutas metabólicas están implicadas en la degradación proteica. 

La degradación proteica, también llamada proteólisis, consiste en la descomposición de las proteínas en fragmentos más pequeños llamados aminoácidos. Las proteínas degradadas pueden ser tanto exógenas, es decir, procedentes de la dieta como endógenas. A su vez, las proteínas endógenas degradadas pueden ser extracelulares o intracelulares. En el caso de las proteínas exógenas, las enzimas proteolíticas descompondrán las proteínas en los aminoácidos que las componen y, en el caso de las endógenas, la acción será realizada en los lisosomas.

Una vez obtenemos los aminoácidos resultantes, estos pasarán también por un proceso de degradación. Este procesamiento consiste, del mismo modo, en la separación de los componentes del aminoácido. Pasemos a ver de qué está compuesto un aminoácido. Por un lado tenemos el esqueleto carbonado en el que podemos encontrar varios átomos de carbono y que se convertirá en un alfa-cetoácido. Por otra parte encontramos el grupo amino que se caracteriza por la presencia de nitrógeno. 

Por tanto, podemos diferenciar dos etapas: procesamiento del esqueleto carbonado y del grupo amino.

  • El grupo amino puede disociarse a través de diferentes mecanismos como son la transaminación (transferencia de grupos amino), desaminación oxidativa, transdesaminación o síntesis de glutamina. Una vez se ha aislado se podrá emplear para sintetizar compuestos nitrogenados como otros aminoácidos, nucleótidos o aminas biogénicas, o bien transformarse en urea en el hígado para su excreción.
  • El esqueleto carbonado entrará en el ciclo de Krebs como precursor del piruvato u otro metabolito del ciclo o en forma de acetil-CoA, generándose como productos ATP o glucosa. 

Estos procesos están muy regulados a través de modificaciones en las proteínas que constituyen señales detectables por los encargados de dicha degradación. Esta regulación es importante ya que el catabolismo proteico puede suceder en situaciones de recambio proteico, ayunos muy prolongados o deficiencia de otra fuente energética y dietas ricas en proteínas.

Por último, debemos entender que las proteínas serán el último recurso al que acudirá la célula como fuente de energía. En próximas publicaciones profundizaré más en el metabolismo de la degradación proteica si os interesa el tema.

¡Hasta aquí la entrada de hoy!

Un saludo y nos vemos en próximos artículos. ¡A aprender!

A continuación, os dejo esta infografía a modo de resumen:

proteolisis proteinas

4 comentarios en “Degradación proteica”

  1. Buenas noches, muy interesante este último post, hay que aprender primero las bases de cualquier proceso.

    Tratando el tema…

    ¿En próximas publicaciones podrías hablar sobre las diferencias entre los cuerpos cetónicos y la cetoacidosis?

    Responder

Deja un comentario